Seguro que BDSM te suena de algo, ya sea por el cine, o la literatura o por alguna charla con algún conocido. Aún así si no tienes ni idea sobre el tema o que quieras profundizar un poco más sobre el BDSM, desde yourfantasycloset hemos escrito este post para adentrarnos un poco más y darlo a conocer.BDSM es un acrónimo, que da nombre a un término que está asociado a una práctica sexual. Es un término creado para abarcar una serie de prácticas y fantasías eróticas de manera consensuada, siendo considerado por algunos también como una forma de vida.  En BDSM se encuentra la humillación erótica, la sumisión, la dominación. el dolor etcétera como una forma de encontrar placer mutuo. Es un modo alternativo de practica sexual con una serie de aficiones no convencionales.

La definición de BDSM engloba varias prácticas sexuales entre las que se encuentran: el Bondage, la Disciplina y la Dominación, la Sumisión, el Sadismo y el Masoquismo. Estas prácticas son construidos entre participantes de forma voluntaria y partiendo de un consenso, entonces se mantienen relaciones traspasando el poder dependiendo del rol de cada persona, en el BDSM una parte ejerce el rol dominante o de amo y la otra parte el rol de dominado o sumiso.

El BDSM como práctica erótica se basa en un consenso libre, pleno, informado y actual de todos los participantes distinguiéndose del sadismo o sadomasoquismo, términos creados por la psiquiatría y atribuidos erróneamente al BDSM.

Se recomienda tener mucho cuidado al realizar este tipo de prácticas sexuales, ya que se debe tener un conocimiento apropiado de lo que deseas experimentar para evitar cualquier lesión. Pero ya sea por innovar en tu vida sexual o simplemente por curiosidad, vamos a conocer un poco más sobre BDSM.

BDSM: origenes e historia.

BDSM engloba términos diferentes, por lo que no es fácil dotarla de una historia más allá de la aparición del término de BDSM. Cada una de sus partes tiene una propia y divergente historia. Ya se empieza a ver este tipo de prácticas en la Grecia clásica, en el concepto filosófico de Eros y Pathon, o el de Thanatos y Eros, en Oriente a final de la dinastía Edo en Japón, lo amores cortesanos en la alta edad media o los inicios de las formas más parecidas a las actuales del BDSM en la llamada disciplina inglesa, de las escuelas victorianas o los clubes o fiestas de "hembras flagelantes".

La fecha más indicada para referenciar el nacimiento del BDSM como es conocido hoy en día, sería en 1918, cuando aparece London Life, que es la primera revista comercial de tendencia fetichista, en las que se encontraba páginas de anuncios, fiestas privadas en las que se practicaban BDSM. Esto contaguiaría las prácticas de BDSM a otros países, habría que esperar hasta 1946, cuando aparece la primera revista de Bondage, dominación y fetichismo, llamada Bizarre, lo que impulsa la apertura de clubs y sitios de ambiente BDSM.

A partir de 1950, es cuando los veteranos americanos de la Segunda Guerra Mundial, comenzaron a formar locales y clubs de motoristas, siendo esta la edad del cuero, teniendo claras connotaciones homosexuales y de dominación y sumisión. En esta época es de donde proviene toda la estética del cuero, el vestuario etcétera que luego se trasladaría al BDSM, indistintamente de la orientación sexual. 

BDSM en la antigüedad

Todo esto no tarda en salpicar a Europa, donde se produce un florecimieto de asociaciones y locales de BDSM. Aparecen hasta fiestas públicas con gran participación, enfocadas al BDSM como la que se celebra en Colonia (Alemania) en noviembre de 1969. 

En los 70, es la época de la Old Guard, o vieja guardia, en relación al libro Leatherman,s Handbook. Durante esta época el movimiento conserva una vinculación estrictamente homosexual masculina. No es hasta principios de los 80,s cuando el movimiento BDSM empieza a englobar también la cultura heterosexual y lésbica. Apareciendo más adelante el periodo de la New Guard (guardia joven). Que se caracteriza por su clara apertura, al mundo heterosexual y homosexual femenino y a términos como switch (que indistintamente adopta roles de dominación y sumisión).

A partir de los 90. se intensifica la aparición de clubs, locales, asociaciones y revistas relacionadas con el BDSM, apareciendo así, en abril de 1991, en torno a un foro de noticias (alt.sex), el uso de las siglas BDSM por primera vez.

BDSM en España

La evolución del BDSM en España, sigue un camino paralelo al de Europa, pero con diferencias en algunos aspectos. La difusión del BDSM tuvo especial importancia en algunos foros de internet, donde activistas extendieron el concepto por todo el país. Todos ellos fueron en torno a las años 1990 - 1997. Esto hace que el BDSM en España tenga un marcado origen virtual, creando grupos y comunidades en internte, pero sin aparecer asociaciones o movimientos más visibles a los medios y a la población.

Aparecen dos polos diferenciados en torno al BDSM en España, uno en Barcelona, que tuvo una clara orientación anglosajona, teniendo cierto formalismo y rebajando la actividad sexual frente a la formal. Y otro en Madrid, donde aparecieron fiestas y encuentros organizados por activistas, tolerantes con las vanguardias y la periferia del movimiento y con una marcada atención a lo sexual.

Vale, ya hemos visto un poco de historia sobre el BDSM. Ahora vamos a describir sus diferentes prácticas.

Bondage

Bondage es uno de los concepto que engloba BDSM, es un término de origen inglés que se refiere a la sujeción que implica ciertos vínculos, que es establecida en ciertas relaciones de subordinación. En la antigüedad, el bondage se utilizaba para referirse al lazo restrictivo que vinculaba a amos y esclavos o a señores feudales y a sus vasallos. 

Bondage está asociado a las ataduras con sogas o cuerdas con un fin erótico, que es utilizado en el el BDSM, estableciendo roles de poder asimétricos. 

Disciplina en el BDSM

El término de Disciplina, se refiere a las prácticas eróticas que están regidas por las reglas, castigos, adiestramiento, protocolos de posturas y comportamientos etcétera. Existe una relación estrecha con la disciplina inglesa tradicional durante la era victoriana, que era aplicada a los niños y niñas en las escuelas y vida familiar, en las que se le aplicaban medidas de castigos mediante spanking (golpear con la mano abierta las nalgas), el caning (golpear con varas), la humillación y demás prácticas relacionadas que se utilizan también en el BDSM. Durante estas prácticas se establecen roles para ambos sexos de amo o azotador y sumiso y azotado. 

Dominación y sumisión

La dominación y sumisión, son prácticas relacionadas con el BDSM en las que se produce un intercambio de poder, siendo que una o más personas ejercen un rol de dominación a una o más personas que se someten. 

Dominación es un término que se refiere al rol dominante adoptado por una persona durante las prácticas eróticas, para actuar de acuerdo a su deseo y voluntad sobre otra personas que adoptan un rol sumiso. La persona con el rol de dominación es la que manda y dispone, siempre dentro de un consenso y límites que han sido establecidos por la persona que es dominada. En el BDSM, se rechaza cualquier tipo de práctica que no cuente con el consenso real, pleno, informado y en constante actualización de la persona que ocula el rol de sumisión. 

Cuando el rol dominante es ocupado por una mujer y el sumiso por un hombre, se denomina a esa práctica femdom o dominación femenina. Los roles dominantes suelen recibir varios nombres, todos en mayúsculas para denotar la naturaleza jerárquica, entre los que se encuentran: Ama, Amo, Dom, Señora, Señor, Mistress, Máster, Diosa, Reina, Dominatrix etcétera. A la relación entre la dominación y sumisión, se suele referir como D/s, estando en minúscula la s.

Sumisión es un concepto que se utiliza para referirse a la adopción de un rol sumiso durante las prácticas eróticas, en las que el que asume el rol de sumisión queda bajo la voluntad de otra u otras personas que adoptan el rol de dominación. Al adoptar el rol de sumiso, obedece o deja que se actúe sobre su cuerpo, siempre de forma voluntario, consensuada y dirigida al disfrute erótico, pudiendo interrumpir la práctica en cualquier momento. 

El rol de sumiso suele recibir varios nombres entre los que se encuentra, esclavo, esclava, sumiso, sumisa, sub etcétera, nombrándose todos con minúsculas. Durante el intercambio de poderes producida en la dominación y sumisión, la persona que adopta el rol de sumiso cuenta con una palabra de seguridad, con el fin de parar la práctica si el dominante traspasa los límites físicos y/o emocionales del sumiso.

Dependiendo de las preferencias de cada persona, durante la práctica de la dominación y sumisión en el BDSM, algunas personas pueden alternar ambos rolas en una misma sesión, en sesiones diferentes o con personas diferentes, recibiendo el nombre de switch o versátil.

Sadismo y masoquismo

El Sadismo en un concepto que se utiliza, dentro del contexto de BDSM, a las prácticas eróticas en las que una persona obtiene placer al causar dolor, humillación o incomodidas a otra persona que acepta dicha situación. Se insiste en que dichas prácticas son siempre voluntarias y basadas en el consenso y confianza, sin sobrepasar los límites establecidos y que pueden ser detenidas en cualquier momento. 

La persona que adopta el rol sádico, cuida en todo momento la situación durante la práctica del sadismo, con el fin de evitar cualquier tipo de daño que se pueda generar. Esta práctica se aleja completamente del sadismo criminal.

Masoquismo es un término que define las prácticas eróticas, dentro del BDSM, en las que una persona experimente placer al sufrir dolor, humillación o incomodidad, de manos de una persona que acepta el rol contrario. 

Descubre el BDSM

Casi todas las actividades enmarcadas en el BDSM, tienen en común un traspaso de poder con una finalidad sexual, teniendo un término que lo define Erotic Power Echange (EPE o intercambio erótico de poder). Y todas estas prácticas, como ya se ha mencionado antes están sometidas a un consenso que se conoce, como SSC: sensato, seguro y consensuado.

Prácticas en el BDSM

La importancia del sexo en el BDSM varía de una zona a otra. Existen dos opiniones al respecto, por un lado algunos opinan que las prácticas del BDSM trascienden al sexo, por lo que no es necesario su realización, mientras que otros piensan que es una parte imprescindible del BDSM. Existe una clara controversia Norte-Sur: siendo los paises anglosajones y sus áreas de influencia, más afines a prescindir del sexo, mientras que en países y zonas del sur, entre ellos España, más afines a la segunda.

Algunas parejas dentro de la práctica de BDSM llegan a su forma más extrema, instaurando una relación 24/7 o Total Power Exchange (Intercambio total de poder), donde la pareja, más generalmente con una relación de Dominación y sumisión, extienden la práctica de esta a la totalidad de su tiempo, es decir 24 horas los siete días de la semana. En estos casos se llevan a cabo reglas,normas y el consenso, para compaginar esta práctica con la vida social, laboral y familiar.

También existe multitud de servicios profesionales, en las que se dan premisas de trabajo sexual especializado: con un acuerdo previo y delimitación de los servicios que se ofrecen. Prácticamente nunca se incluye el sexo. Dicha actividad se suele realizar en salones y mazmorras. En yourfantasycloset, queremos poner en contacto a personas profesionales o no de BDSM para compartir sus fantasías y gustos con respecto al BDSM, alejando completamente la práctica de sexo y sujetándose a la legislación vigente, todo bajo un consentimiento consensuado y libre. 

Existen numerosas prácticas en el BDSM, pero si que algunas son más comunes que otras, siendo estas las más comunes en el BDSM: 

- Bondage, como ya hemos mencionado antes. Pueden estar dentro de rituales o no.

- Cera. Derramada por el cuerpo. Existen diferentes tipos de cera con el fin de la excitación sexual o generación de dolor leve. 

- Pinzas. Colocadas en zonas, generalmente erógenas para obtener placer.

- Flagelación. Con la utilización de material especial, como los flaggers, o material más común, como puede ser un cinturón.

- Utilización de código de vestuario, como puede ser Leather o lencería específica o prendas especiales, como el collar de sumisión. 

- Lactancia erótica, aunque nos parezca muy raro, es más común de lo que pensamos. Es la práctica sexual relacionada con el deseo de ingerir leche directamente de los senos de la mujer.

- Dominación ecuestre, o comunmente el caballito.

Etcétera

Pues ya hemos llegado al final, se podría continuar escribiendo largo y tendido sobre el BDSM. Desde yourfantasycloset esperamos haber resolvido tus dudas y saciado tu curiosidad. No olvides dejar un comentario con tu opinión o si tienes alguna duda y por supuesto echa un vistazo a nuestra web, seguro que encuentras algo que te guste. ;)